Por Jesús Valero

14/6/15

Primer año del código Z70

Hoy estamos de celebración: Se cumple un año desde que el MPC reconoce al Observatorio Ponferrada las medidas astrométricas otorgándole el código de observatorio Z70. Y justo este fin de semana, cuando se celebra el II Congreso Pro-Am en Jaen... Es momento de echar por un momento la vista atrás, ver lo que se hizo, aprender de los errores y elaborar un programa de trabajo para el futuro.



Como indicamos en su momento, fue una sorpresa y por otro lado un orgullo, poseer este reconocimiento a la labor realizada desde el observatorio, dadas las condiciones poco favorables del cielo de Ponferrada para la observación astronómica y lo limitado del campo de cielo abarcado.

El hecho de poseer un observatorio donde disponer del material astronómico de forma fija, aumenta considerablemente el número de observaciones a realizar, en contra de la anterior situación en la que se tenía que montar y desmontar el equipo cada noche. Con la obtención de código, las observaciones no sólo han aumentado en número, sino también la ilusión se ha visto reforzada. El hecho de contar con un observatorio remoto aumenta más, si cabe, las noches de observación como luego veremos.

Durante este año se han realizado sobre todo mediciones astrométricas de cuerpos menores que se han reportado al Minor Planet Center para que, junto con los demás datos que reciben de otros observatorios, procedan a su registro, publicación y comprobación con el fin de depurar las órbitas de los diferentes cuerpos menores. En cuanto a observaciones de estos objetos, se han realizado 462 mediciones.

Pero no sólo se ha medido la posición en el cielo de asteroides y cometas; También se hizo observación planetaria con diferentes telescopios a Júpiter y sus lunas, Venus, observación solar y lunar...





El año 2015 comenzó con el cometa C/2014 Q2 (Lovejoy) como objeto destacado en los cielos, descubierto por Terry Lovejoy a finales de 2014 con un telescopio similar al del Observatorio Ponferrada. Durante su recorrido entre las constelaciones se le hicieron varias fotos.


Aquí inmerso en el destello de las luces de la ciudad y cercano al Cúmulo de las Pléyades.


Durante unas observaciones rutinarias a varias galaxias lejanas, nos pareció observar lo que se podía tratar de alguna supernova en esas galaxias. Rápidamente lo reportamos en el Grupo Observadores de SN donde poder solicitar a varios colegas observaciones de esa región del cielo para cotejar que ellos veían lo mismo y dar aviso al organismo encargado de recoger este tipo de observaciones de nuevos objetos. Después de varios minutos en los que mis compañeros captaban esa misma desde sus observatorios situados en Madrid, Cataluña, Extremadura y en Italia, empezamos a recibir sus imágenes en la que quedaba patente de que no había nada. También recibí los comentarios de mi colega Francisco Violat en los que me indicaba que observaba un patrón de ruido que se repetía por varias zonas de la imagen. Al final se trataba de falsas alarmas fruto de algún tipo de ruido de lectura de la CCD, como decía F. Violat. Por cierto, enhorabuena porque tú también celebras estos días de tu primer año con el código Z71.

Aspecto de la imagen captada de la región de UGC9309. Al final se trataba de ruido.

Las noches de invierno son muy frías para pasar todo el rato a pie de telescopio, por lo que decidí confeccionar el observatorio de forma remota para controlarlo desde dentro de casa o desde cualquier punto con cobertura de Internet. 

El 20 de marzo se producía un eclipse parcial de sol.  Desde el observatorio realizamos un pequeño informe para su correcta observación y realizamos numerosas fotografías. Una de ellas fue seleccionada como mejor fotografía de la semana en el espacio "El Tiempo" del informativo territorial de televisión.



El 24 de abril impartí una charla en la Sociedad Astronómica SYRMA de Valladolid sobre la obtención del código MPC en los observatorios. Espero que no sea la última porque la formación es un tema que me fascina.

Esto es lo que se ha realizado a grandes rasgos desde el Observatorio Ponferrada durante este año bajo el código Z70.

De cara al futuro se pretende seguir en esta línea, sobre todo con la realización de astrometría, planetaria y observación de supernovas. Como proyectos inmediatos están las primeras publicaciones sobre medición de dobles en la Revista El Observador de Estrellas Dobles bajo las directrices y la inestimable ayuda de mi colega y amigo Edgardo Rubén Masa
Habrá que ir pensando también en cambiar de CCD; la actual ya está bastante trillada con algunos píxeles defectuosos, lo que dificulta la correcta interpretación de imágenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada